25.1.09

Cuando perder algo te hace matarlo

¿Se enteraron del tipo que mató a su esposa cuando vio que cambió su status a "soltera"? Acá está la imagen de la nota, o pueden buscar en google "Facebook Killer"

Oh si están leyndo el retorno de un blog que no andaba muerto, sino de pachanga (o de viaje). Pero hemos regresado. ¡Sorpresa!

Según la noticia, hacía un mes que vivían separados, y ella dejó de contestarle los mensajes de texto. Entonces él hizo lo que cualquier humano razonable y de sangre caliente hubiera hecho, meterse por la fuerza a la casa y matarla a cuchillazos.

Hablando en serio, y más allá de lo que podríamos asumir de como pudo haber sido su relación antes de separarse, es una noticia que va derechito al grano en el tema del sentimiento de "propiedad" y el subsecuente impacto de la pérdida.

Resulta que para las personas es mucho más emocional perder algo (o pensar en perder algo) que ganar algo (o pensarlo). Hay muchos estudios que lo respaldan, yo lo he visto mencionado en los libros que enlisto al final.

También ver algo por escrito de alguna manera te hace sentir que es más real que solamente vivirlo. Creo que esas dos son las condiciones que hicieron que el señor matón explotara.

En las relaciones el concepto de "propiedad" es PÉSIMO, además de que convierte en no más que un objeto a la persona de tus amores, y por lo tanto le quita toda capacidad de libre albedrío (en tu subconsciente, por lo menos), también amplifica la emoción asociada a perderla. Perder aquello que es tuyo: mi novia o mi esposo son frases demasiado parecidas a mi coche o mi cuenta de banco.

Hay otro elemento y son los celos. Ser celoso viene totalmente del miedo de perder algo. La emoción es tan poderosa, que es intensa con sólo pensarlo, ni siquiera tiene que ser verdad para que te altere. Y puede ser tan intensa que dejes de pensar por completo en la realidad y tu mente se concentre únicamente en la fabricación mental que te ocupa. Pensamientos alimentados por emociones que fueron provocadas por el mismo pensamiento. Es un ciclo espantoso. Además que te hace quedar como un imbécil, por ejemplo, cuando tu esposa llega en grúa a la casa después de haber tenido un accidente contra un poste justo cuando después de venir parloteando con una amiga se quedó sin pila su celular y no te pudo llamar ni siquiera para que la fueras a rescatar. Tu ya estás listo encarrilado pensando que se acostó con el hermano de su instructor de yoga y por eso tenía el celular apagado.

Los celos también nacen de la sensación de escasez. Cuando no crees que hay abundancia, o que alcanza para todos, te haces muchas bolas mentales pensando qué pasaría si tu novio tiene una amiga y entonces no hay suficiente tiempo para que tu novio les dedique a ambas. Pero, si estuvieras calmada sabiendo que si hay para todos, que la amistad y la compañía e incluso el amor vienen de la abundancia, no de la escasez, no estarías anclada en la mala leche. Además, si tu novio te deja después del primer acostón con alguien más, no estabas en una relación sólida que valiera la pena tu tiempo y tu energía. Piensa en eso cuando estés más tranquila del cortón.

Las separaciones amorosas son dolorosísimas, pero muchas veces inevitables. Al final, siguen siendo dos personas viviendo en conjunto, pero no dejan de ser dos personas (aunque lo intenten). Es como si vinieran andando en bicicleta agarrados de la mano. Todo muy bien hasta que uno toma la desviación. Entonces seguir agarrados de la mano es en un principio, doloroso, e inmediatamente después imposible. Ah y mi analogía también funciona cuando por ejemplo uno viene por el pavimento y el otro viene sobre un empedrado, no necesitan necesariamente separarse físicamente o dejar de transitar por el mismo camino para que uno ya no pueda más seguir con la bicicleta y la mano. Al final del día cada quien va en su bicicleta y los momentos que vas acompañado son muy lindos, pero en los que ya no te toca hay que dejar ir a la otra persona.

Finalmente, lo que creo que pasó en el caso del Facebook Killer, es que ella estaba lista para asumir el cambio de vida y él no. Probablemente no era ni siquiera un intento de regresar al mercado "Véanme hombres, estoy soltera", sino, conociendo a las viejas un poco de autoafirmación "Me veo a mi misma y me entiendo como soltera". De cualquier modo, nunca lo sabremos. Pero pase lo que pase en una relación más vale cambiarse de país que agarrar a quien sea con un cuchillo.

Ella dijo.

------

Libros:

Stumbling on Happiness por Daniel Gilbert

The Happiness Hypothesis: Finding Modern Truth in Ancient Wisdom por Jonathan Haidt


4 comments:

Skene said...

Ame, ameeee este post y si tienes toda, toda la razón del mundo.. es dificil.

Yo soy una persona llena de miedos e inseguridades y al pobre de alejandro de vez en cuando le toca cada zarandeada... afortunadamente es comprensivo y poco a poco hemos ido surfeando y calmando las aguas.

Me llama mucho la atención... facebook es el demonio... uno se entera de cada cosa...

Albricias por el regreso.

Alice said...

Qué bueno que te gustó, la verdad es que las mujeres somos bien intensas. Por eso cuando soñamos que nuestro hombre nos hace alguna jalada le echamos bronca cuando despertamos :D

Mi cuchara es que seas igual de paciente y comprensiva como dices que Alejandro es contigo.

Adriana said...

Puf! me siento inmensamente feliz de que retomen este sano hábito para ustedes y nosotros que los leemos. No tiene mucho que encontré el blog, pero cuando lo hice quedé verdaderemente encantada, leí todos los post y me quedé tristona por ver que el último era de hace más de dos años. Lo creí perdido.

Acerca de los celos, estoy de acuerdo con lo que dices (de hecho, lo he estado en casi todos los post's) y referente a eso, leí una frase de Miguel de Cervantes Saavedra que ahora comparto aquí:

Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo, que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta.

Diana Greño said...

Pocos saben o han pensado
en cuánto se pierde con la muerte.

¿Es más fácil asumir la pérdida matando
que asumir la muerte perdiendo?

Yo diría que la respuesta del facebook killer está clara.